¡Le agradecemos cordialmente por el gran apoyo!

Casi 68.812 personas firmaron nuestra petición entre el 23 de noviembre de 2016 y el 23 de mayo de 2017.

Los firmantes de esta convocatoria son personas preocupadas por un desarrollo sano de las futuras generaciones. Por ello, quieren interceder en pro de una inversión constructiva en materia de educación y generar una red en contra de la digitalización en las habitaciones de los niños, los centros de educación infantil, las guarderías infantiles, los jardines de infancia y la educación preescolar. Para nosotros, esto no supone estar en contra de la tecnología, sino que más bien apunta a la protección del ambiente del desarrollo infantil, el bienestar de los niños y los derechos humanos de la infancia con el fin de que los jóvenes y adultos se conviertan en usuarios competentes de la tecnología.